Que es el metatarso

metatarso varo

Los huesos metatarsianos, o metatarsos, son un grupo de cinco huesos largos del pie, situados entre los huesos tarsianos del retropié y el mediopié y las falanges de los dedos. A falta de nombres individuales, los huesos metatarsianos se numeran desde el lado medial (el lado del dedo gordo): primer, segundo, tercer, cuarto y quinto metatarsiano (a menudo representados con números romanos). Los metatarsianos son análogos a los huesos metacarpianos de la mano. La longitud de los huesos metatarsianos en los humanos es, en orden descendente, la segunda, tercera, cuarta, quinta y primera[1].

Los cinco metatarsianos son huesos largos y convexos que constan de un eje o cuerpo, una base (proximal) y una cabeza (distal)[2] El cuerpo tiene forma prismática, se estrecha gradualmente desde el extremo del tarso hasta el de la falange y se curva longitudinalmente, de modo que es cóncavo por debajo y ligeramente convexo por encima. La base o extremidad posterior tiene forma de cuña y se articula proximalmente con los huesos del tarso y por sus lados con los huesos metatarsianos contiguos: sus superficies dorsal y plantar son rugosas para la fijación de los ligamentos. La cabeza o extremidad distal presenta una superficie articular convexa, oblonga desde arriba hacia abajo, y que se extiende más hacia atrás por debajo que por arriba. Sus lados son aplanados, y en cada uno hay una depresión, coronada por un tubérculo, para la fijación de los ligamentos. Su superficie plantar está acanalada anteroposteriormente para el paso de los tendones flexores, y está marcada a ambos lados por una eminencia articular continua con la superficie articular terminal[3].

cirugía del metatarso aducto

de, relacionado con, o siendo la parte del pie humano o del pie trasero en cuadrúpedos entre el tarso y las falanges que en los humanos comprende cinco huesos alargados que forman la parte delantera del empeine y la bola del pie

El mariscal de campo de los Colts, Carson Wentz, será operado el lunes por la tarde para extirparle un trozo de hueso del metatarsiano izquierdo, una intervención que mantendrá al titular de Indianápolis de baja entre cinco y 12 semanas.

El mariscal de campo de los Indianapolis Colts, Carson Wentz, será operado el lunes por la tarde para extirpar un trozo de hueso de su metatarso izquierdo, un procedimiento que mantendrá al titular de Indianápolis fuera de combate de cinco a 12 semanas.

metatarsiano: parte del pie humano o del pie trasero de los cuadrúpedos, situada entre el tarso y las falanges, que en los humanos comprende cinco huesos alargados que forman la parte delantera del empeine y la bola del pie.

yeso para el metatarso aducto

El metatarso es un grupo de huesos en la sección media del pie. Cada pie tiene cinco huesos metatarsianos, cada uno de ellos conectado a las falanges de los dedos. El metatarso aducto se refiere a una condición en la que los huesos metatarsianos están girados hacia el centro del cuerpo. Esto provoca una deformidad visible, y a menudo se ven afectados ambos pies.

Si su hijo tiene metatarsos aductos, puede observar que su pie tiene una forma curvada. La parte delantera del pie (antepié) apunta hacia dentro y puede estar ligeramente girada hacia abajo. El interior del pie parece hundido, mientras que el exterior del pie es más redondeado. Sin embargo, a diferencia del pie zambo, no hay caída del pie.

La causa del metatarso aducto es desconocida. No se ha encontrado ninguna correlación con la edad gestacional al nacer, la edad materna al nacer o el orden de nacimiento. Una de las teorías es que la afección se debe a que el feto está muy apretado dentro del útero durante el desarrollo. Esto puede provocar una postura anormal y una deformación del pie.

El médico puede evaluar el grado de aducción del metatarso probando la amplitud de movimiento del pie. Hay dos tipos de esta afección: flexible y no flexible. En un metatarso aducto flexible, el pie puede enderezarse manualmente. En el tipo no flexible, el pie está rígido y no vuelve a su posición normal con la fuerza manual.

fractura del hueso metatarsiano

Los huesos metatarsianos, o metatarsos, son un grupo de cinco huesos largos del pie, situados entre los huesos tarsianos del retropié y el mediopié y las falanges de los dedos. A falta de nombres individuales, los huesos metatarsianos se numeran desde el lado medial (el lado del dedo gordo): primer, segundo, tercer, cuarto y quinto metatarsiano (a menudo representados con números romanos). Los metatarsianos son análogos a los huesos metacarpianos de la mano. La longitud de los huesos metatarsianos en los humanos es, en orden descendente, la segunda, tercera, cuarta, quinta y primera[1].

Los cinco metatarsianos son huesos largos y convexos que constan de un eje o cuerpo, una base (proximal) y una cabeza (distal)[2] El cuerpo tiene forma prismática, se estrecha gradualmente desde el extremo del tarso hasta el de la falange y se curva longitudinalmente, de modo que es cóncavo por debajo y ligeramente convexo por encima. La base o extremidad posterior tiene forma de cuña y se articula proximalmente con los huesos del tarso y por sus lados con los huesos metatarsianos contiguos: sus superficies dorsal y plantar son rugosas para la fijación de los ligamentos. La cabeza o extremidad distal presenta una superficie articular convexa, oblonga desde arriba hacia abajo, y que se extiende más hacia atrás por debajo que por arriba. Sus lados son aplanados, y en cada uno hay una depresión, coronada por un tubérculo, para la fijación de los ligamentos. Su superficie plantar está acanalada anteroposteriormente para el paso de los tendones flexores, y está marcada a ambos lados por una eminencia articular continua con la superficie articular terminal[3].