Apositos cicatrizantes para heridas

Apósitos para heridas infectadas

Desde que se es niño, el cuidado de las heridas ha sido una parte esencial de la vida. En la mayoría de los hogares, un rasguño en la rodilla significaba un antiséptico y una tirita, pero ¿es ésa la mejor manera de tratar todas las heridas? Lo más probable es que, a día de hoy, no esté tratando las heridas correctamente. En lugar de limitarse a poner una tirita en todo, hay una forma mejor, que aumentará la curación y disminuirá los riesgos.

El tratamiento de las heridas es diferente en cada persona y suele depender de varios factores. La edad y el tipo de piel son dos cosas que cambian la forma de tratar una herida y evitar la infección. Otros factores dependen del tipo de herida, la localización y la gravedad, entre otros.

Evitar la infección es esencial, pero el tratamiento de las heridas hace mucho más que eso. Cuando se cuida correctamente una herida utilizando los apósitos adecuados, el tiempo de curación aumenta y el cuerpo se mantiene protegido. El tipo de apósito que debe utilizar depende de una serie de factores. Algunos de ellos son el tipo de lesión, su tamaño, su localización y la gravedad de la misma. En este artículo, conoceremos mejor los distintos tipos de apósitos disponibles para tratar una serie de lesiones y cuándo es necesario utilizar cada uno de ellos.

Apósitos para heridas uk

Cada vez que la piel se lesiona, ya sea por accidente o por una intervención quirúrgica, el cuerpo trabaja para reparar la herida. A medida que la piel se cura, puede formarse una cicatriz, ya que es una parte natural del proceso de curación. A continuación, los dermatólogos ofrecen consejos para reducir la apariencia de las cicatrices causadas por lesiones como rodillas desolladas o arañazos profundos.

Cada vez que la piel se lesiona, ya sea por accidente o por una operación, el cuerpo trabaja para reparar la herida. A medida que la piel se cura, puede formarse una cicatriz, ya que es una parte natural del proceso de curación. Mientras que las cicatrices producidas por una cirugía o sobre articulaciones como las rodillas y los codos son difíciles de evitar, las cicatrices causadas por cortes y rasguños menores pueden ser menos notables si se trata adecuadamente la herida en casa.Estos son los consejos de los dermatólogos para reducir la apariencia de las cicatrices causadas por lesiones como rodillas desolladas o rasguños profundos:Si tiene cortes o rasguños menores, puede ayudar a reducir la apariencia de una cicatriz tratando adecuadamente la lesión en casa. Sin embargo, si la lesión es profunda, muy dolorosa o si la piel se infecta, busque atención médica inmediata.

Tabla de selección de apósitos para heridas

Los apósitos liberadores de plata se utilizan para tratar heridas crónicas (de difícil cicatrización), es decir, heridas que no se curan en el tiempo previsto. Las causas más comunes de las heridas crónicas son la mala circulación sanguínea o la infección de la herida. Los apósitos que contienen plata liberan iones de plata con la intención de reducir la cantidad de bacterias en la herida y, por tanto, promover la curación.

La plata se ha utilizado en la atención sanitaria durante muchos años para tratar diversas infecciones. Los apósitos y las cremas que contienen plata se utilizan principalmente en el tratamiento de heridas crónicas y quemaduras. Los apósitos liberadores de plata contienen plata (normalmente en forma de sal de plata o nanopartículas) que se libera en forma de iones con carga positiva al entrar en contacto con el líquido. La plata tiene como objetivo reducir la concentración de bacterias en la herida, favoreciendo así el proceso de curación. El uso de apósitos de plata se ha cuestionado porque la plata es un metal pesado con propiedades tóxicas que puede presentar riesgos para la salud humana, los animales y el medio ambiente. Otro riesgo que se ha discutido es que las bacterias pueden desarrollar resistencia contra la plata, y esta resistencia podría estar relacionada con la resistencia a los antibióticos.

Importancia del vendaje de las heridas

Son muchos los factores que intervienen en la cicatrización de las heridas, y el proceso de cicatrización no es estático. Está documentado el efecto terapéutico de los apósitos modernos en el tratamiento clínico de las heridas. Sin embargo, existen pocos informes sobre la selección razonable de apósitos para determinados tipos de heridas en la clínica. En este artículo, hacemos una retrospectiva de la historia del desarrollo de los apósitos y de la clasificación de los apósitos modernos. Además, se resumen los pros y los contras de los principales apósitos modernos para la cicatrización de diferentes heridas, como las úlceras del pie diabético, las úlceras por presión, las quemaduras y escaldaduras y las úlceras crónicas de las piernas, así como los mecanismos fisiológicos que intervienen en la cicatrización de las heridas. Este artículo ofrece una guía clínica para seleccionar los apósitos adecuados según los tipos de heridas.

Los daños físicos o térmicos pueden causar defectos o interrupciones en la epidermis de la piel o las mucosas, formando una herida (Singh et al., 2013). Las heridas se clasifican en agudas o crónicas. Las heridas agudas pueden recuperarse en un corto periodo de tiempo. El tamaño, la profundidad y el grado de lesión de la herida son factores que influyen en el proceso de curación. Sin embargo, el proceso de cicatrización de las heridas crónicas es más largo y diferente al de las heridas agudas (Schreml et al., 2010). La cicatrización de las heridas agudas se produce de forma normal, ordenada y oportuna durante todo el proceso. Sin embargo, la reparación de los traumatismos crónicos de esta manera es un reto, y es difícil restablecer la estructura y la función anatómica normal (Tarnuzzer y Schultz, 1996; Borda et al., 2016).