Infiltracion acido hialuronico rodilla duele

Marcas de inyecciones de ácido hialurónico en la rodilla

Los resultados de las inyecciones de ácido hialurónico para la artrosis de rodilla varían según el paciente. Algunas personas experimentan un alivio completo de los síntomas de la artrosis de rodilla, mientras que otras reciben un alivio parcial o no reciben ningún alivio.1,2

No todos los estudios realizados para comprobar la eficacia de las inyecciones de ácido hialurónico en el tratamiento de la artrosis de rodilla han dado resultados positivos. Por este motivo, es posible que algunos médicos no recomienden este tratamiento.2 Las investigaciones también muestran que estas inyecciones pueden no funcionar en personas con sobrepeso debido al estrechamiento del espacio articular en la rodilla.10

Las investigaciones sugieren que las inyecciones de ácido hialurónico pueden actuar de varias maneras para reducir los síntomas de la artrosis de rodilla.1,3 Por ejemplo, las inyecciones de ácido hialurónico pueden reducir la inflamación y la fricción, y la degeneración lenta del cartílago y el hueso.

En general, el ácido hialurónico que se inyecta en la rodilla permanece en la articulación sólo unos días. Sin embargo, los resultados pueden durar meses. Sus defensores creen que este alivio prolongado del dolor sugiere que las inyecciones de ácido hialurónico pueden modificar realmente el proceso de la enfermedad osteoartrítica y no sólo suprimir los síntomas.1,3

Opiniones sobre la inyección de ácido hialurónico en la rodilla

Ha probado todas las terapias conservadoras para su artrosis de rodilla, y nada funciona. Realmente, todavía no quiere pasar por el camino de la cirugía de reemplazo de rodilla. ¿Qué le queda por probar? Tal vez quiera considerar las inyecciones de ácido hialurónico para su osteoartritis de rodilla (OA). Sin embargo, hay que tener cuidado: Su eficacia es objeto de debate, ya que las investigaciones médicas no respaldan del todo su eficacia.

El ácido hialurónico, también conocido como hialuronano, es una sustancia gelatinosa presente de forma natural en el líquido sinovial que lubrica las articulaciones. Dado que los pacientes con artritis pierden ácido hialurónico a medida que la articulación se desgasta, la teoría es que su sustitución mediante un proceso denominado viscosuplementación haría que el uso de la articulación fuera menos doloroso. Las inyecciones están aprobadas por la FDA para la artrosis de rodilla.

«Su mecanismo de acción [cómo funciona una inyección de ácido hialurónico] no se conoce del todo, pero se cree que, al menos temporalmente, aumenta la viscosidad, o el grosor, del líquido que rodea la articulación en la que se inyecta», dice Donald Miller, PharmD, profesor de la Facultad de Farmacia de la Universidad Estatal de Dakota del Norte. «Esto puede reducir el dolor y facilitar el movimiento de la articulación».

¿cuáles son los efectos secundarios de las inyecciones de ácido hialurónico?

La técnica de inyección para administrar ácido hialurónico en la rodilla se denomina inyección intraarticular. El término inyección intraarticular se refiere a una inyección administrada directamente en la cápsula articular.

Este procedimiento suele realizarse en la consulta del médico y lo lleva a cabo un traumatólogo. Algunos reumatólogos y médicos de atención primaria también pueden aplicar este tratamiento. El procedimiento de inyección dura unos minutos y no suele requerir ninguna preparación previa. No obstante, es aconsejable comentar el historial médico y la medicación actual con el médico antes de este tratamiento.

Esta técnica de inyección requiere la experiencia de un profesional médico capacitado que pueda administrar el ácido hialurónico en la cápsula articular de la rodilla. Si el material se inyecta en cualquier otra zona de la rodilla, la eficacia y la seguridad del procedimiento pueden verse reducidas.

Los médicos aconsejan un periodo de 12 a 24 horas de reposo inmediatamente después de la viscosuplementación. El reposo después de la inyección ayuda a reducir el dolor de la misma y también disminuye la posibilidad de que el ácido hialurónico sea expulsado de la cápsula articular.1

Ácido hialurónico oral para el dolor de rodilla

ResumenLos efectos secundarios de la inyección intraarticular de hialuronato incluyen la artritis aguda aséptica, que se desarrolla pocas horas después de la inyección. Basándose en el análisis de cristales estándar, se ha postulado que el desprendimiento de cristales de calcio explica esta complicación. Sin embargo, se desconoce si también están implicados cristales de apatita o bajas cantidades de cristales de pirofosfato de calcio (CPPD), ya que para determinarlo se requiere un análisis completo del líquido sinovial (LS). Se han notificado dos casos de este tipo de artritis aguda en pacientes tras recibir una segunda inyección intraarticular de Hylan GF-20. El SF no contenía CPPD, urato monosódico ni microcristales de apatita cálcica, tal y como se examinó mediante un análisis microscópico (utilizando un microscopio de luz polarizada compensada) tras la tinción con rojo de alizarina. Se necesitan más estudios para investigar los posibles efectos proinflamatorios directos de los productos de degradación del ácido hialurónico.

4 Hendersonet al informaron de que el 47% de los pacientes desarrollaron acontecimientos adversos locales y suspendieron el tratamiento en el 11% de los casos.7 Sin embargo, en estos estudios no se examinó la presencia de microcristales en el SF. En varios informes de casos se ha informado de gota y seudogota tras la inyección de AH.2-5