Plantillas para pie valgo

plantillas dr. scholl’s tri-comfort

Treinta mujeres consecutivas con OA de rodilla en valgo > o = 8 grados fueron distribuidas aleatoriamente en 2 grupos: plantilla medial (plantillas con elevación medial de 8 mm en el retropié [n = 16]) y plantilla neutra (plantilla similar sin elevación [n = 14]). Ambos grupos también llevaban soportes para el tobillo. Un examinador ciego evaluó el dolor en movimiento, en reposo y por la noche con una escala analógica visual (EAV), el índice de Lequesne y el índice de osteoartritis de las universidades Western Ontario y McMaster (WOMAC). Se evaluaron los ángulos de inclinación femorotibial, talocalcáneo y talar al inicio y después de 8 semanas de uso de la plantilla.

Se observaron reducciones significativas en el grupo de la plantilla medial para el dolor en movimiento (media +/- SD VAS antes y después de la intervención 8,1 +/- 1,5 frente a 4,2 +/- 2,4; P = 0,001), en reposo (5,1 +/- 2,3 frente a 2,7 +/- 2,4; P = 0,002) y por la noche (6,1 +/- 2,7 frente a 3,1 +/- 2,1; P = 0,001). Además, se observó una disminución de las puntuaciones Lequesne (14,7 +/- 3,4 frente a 9,6 +/- 3,8; P = 0,001) y WOMAC (74,1 +/- 14,2 frente a 56,1 +/- 14,9; P = 0,001) en el grupo de la plantilla medial. En el grupo de la plantilla neutra, sólo se observó una reducción significativa del dolor nocturno (media +/- SD de la EVA antes y después de la intervención: 5,8 +/- 2,4 frente a 4,6 +/- 2,4; p = 0,019). El aumento del ángulo femorotibial (169,0 +/- 3,4 frente a 170,8 +/- 3,7; P = 0,001) sólo se produjo en el grupo de la plantilla medial. Además, la diferencia en los ángulos femorotibiales medidos antes y después de la intervención fue de 1,84 +/- 1,42 frente a -0,18 +/- 0,67 (P < 0,001) para los grupos de plantilla medial y neutra.

plantillas de rendimiento superfeet

Dos estudios distintos compararon directamente las ortesis de rodilla en valgo y las ortesis de pie en cuña para reducir el momento de aducción de la rodilla en pacientes con artrosis, pero llegaron a conclusiones opuestas. Un tercer estudio sugiere que la combinación de ambas intervenciones puede ser la mejor solución.

Las estrategias biomecánicas conservadoras para la artrosis de rodilla (OA) han incluido durante mucho tiempo las rodilleras y las ortesis de pie. En los últimos 10 años, un número creciente de estudios ha analizado hasta qué punto estos dispositivos disminuyen el momento de aducción externa de la rodilla (KAM), un marcador sustitutivo de las fuerzas de compresión que actúan sobre la rodilla.

Muchos pacientes prefieren los aparatos ortopédicos a las rodilleras, ya que los dispositivos integrados en el zapato son menos incómodos. Pero la cuestión de si las rodilleras o las ortesis en cuña son más eficaces para modificar las fuerzas biomecánicas de la rodilla ha quedado sin resolver.

Este año, por primera vez, dos estudios biomecánicos distintos compararon las modalidades de tratamiento cara a cara. Sin embargo, sus resultados no resolvieron los interrogantes persistentes en torno a los corsés y las ortesis de pie en cuña para la OA de rodilla. De hecho, los dos grupos de investigación llegaron a conclusiones opuestas: Un grupo de investigación de la Universidad Alemana del Deporte de Colonia descubrió que las ortesis de rodilla eran más eficaces para reducir la OAK, mientras que un grupo de la Universidad de Salford en Manchester (Reino Unido) descubrió que las ortesis de pie con cuña eran superiores.

plantillas para zapatos

El hallux valgus es una afección que se caracteriza por la torcedura del dedo gordo y el crecimiento de un «bulto» en la parte interior del mismo. El hallux valgus es la deformidad del pie más común y se da principalmente en las mujeres. El Hallux Valgus está causado a veces por un arco delantero del pie caído. La pronación del antepié también puede aumentar la carga en el interior de la articulación del dedo gordo. A menudo se considera hereditario, pero la elección del calzado adecuado también es de gran importancia, ya que los zapatos apretados pueden contribuir al Hallux Valgus. Esto puede ser muy doloroso cuando se carga el pie, ya que hace que todo el peso del cuerpo descanse sobre el «bulto».

plantillas para hallux valgus

El dedo gordo del pie torcido (hallux valgus) también se denomina juanete, y se produce cuando los huesos del dedo gordo se desplazan lentamente hacia fuera. Esto hace que el dedo gordo empiece a apuntar hacia los otros dedos del pie o, en algunos casos, que pase por encima de los otros dedos.

El juanete puede causar un gran dolor, y con el tiempo puede producirse artrosis en la articulación. Muchos tienen también otras alteraciones y desajustes en los pies, como el pie plano, en el que los arcos del pie están aplanados, o el pie hueco, en el que se nace con un arco muy alto. A menudo se da la combinación de dedos en martillo, juanetes y pies planos.

Cuando se tiene el dedo gordo del pie torcido, se experimenta dolor en los otros dedos y en el arco del pie. Inconscientemente cambias tu forma de caminar cuando tienes dolor, y esto puede dar lugar a dolor en otras partes debido a la modificación de la carga.

Nuestro dedo gordo es nuestro «joystick» al caminar, y debería estar preferiblemente lo más recto posible. Nacemos de forma natural con una bonita forma de pie. El dedo gordo del pie tiene una importante función para hacer de nuestra marcha un «movimiento más fluido», de modo que las rodillas, las caderas y la espalda puedan ayudar a promover una marcha normal.