Inflamacion tendon de aquiles tratamiento

dolor en la parte posterior del tobillo por encima del talón tratamiento

La tendinitis de Aquiles es una inflamación (irritación e hinchazón) del tendón de Aquiles. El tendón de Aquiles es una banda de tejido resistente en la parte posterior del pie. Conecta el hueso del talón con los músculos de la pantorrilla.

El tratamiento de la tendinitis de Aquiles comienza con un descanso de la actividad que ha provocado la lesión. Por lo general, no hay problema en realizar ejercicios sin carga de peso, como la natación, el ciclismo y actividades de estiramiento como el yoga. Si alguien con tendinitis de Aquiles no descansa, el tendón puede dañarse más.

dolor del tendón de aquiles al caminar

La tendinopatía de Aquiles es una lesión de la banda de tejido (tendón) que recorre la parte posterior de la pierna hasta el talón. Puede producirse dolor, rigidez y, a veces, hinchazón, lo que dificulta la libertad de movimiento.

La tendinopatía del tendón de Aquiles puede dificultar la marcha y puede impedirle seguir con normalidad. Puede estar causada por una lesión específica que dañe su tendón de Aquiles o puede ser causada por pequeños daños repetidos por uso excesivo.

El tendón de Aquiles es el más grueso y fuerte del cuerpo. Conecta el músculo de la pantorrilla con el hueso del talón del pie. Ayuda a mover el pie cuando los músculos se contraen. El tendón de Aquiles le permite ponerse de puntillas o avanzar cuando camina, corre o escala.

Puede sufrir una tendinopatía de Aquiles si se daña el tendón de Aquiles y no se cura correctamente. Este daño puede empeorar gradualmente con el tiempo. La tendinopatía del tendón de Aquiles puede afectar a cualquiera, pero especialmente a las personas que realizan actividades que implican correr y saltar. Más de 150.000 personas se ven afectadas por la tendinopatía de Aquiles cada año.

síntomas de la tendinitis de aquiles

Descargo de responsabilidad del contenido El contenido de este sitio web se proporciona únicamente con fines informativos. La información sobre una terapia, un servicio, un producto o un tratamiento no respalda en modo alguno dicha terapia, servicio, producto o tratamiento y no pretende sustituir el consejo de su médico u otro profesional sanitario registrado. La información y los materiales contenidos en este sitio web no pretenden constituir una guía completa sobre todos los aspectos de la terapia, el producto o el tratamiento descritos en el sitio web. Se insta a todos los usuarios a que busquen siempre el asesoramiento de un profesional de la salud registrado para obtener un diagnóstico y respuestas a sus preguntas médicas y para determinar si la terapia, el servicio, el producto o el tratamiento concretos descritos en el sitio web son adecuados en sus circunstancias. El Estado de Victoria y el Departamento de Salud no asumirán ninguna responsabilidad por la confianza que cualquier usuario deposite en los materiales contenidos en este sitio web.

dolor en el tendón de aquiles por la mañana

El tendón de Aquiles es una banda de tejido fibroso que une los músculos de la pantorrilla con el talón. La fuerza y la flexibilidad de este tendón son importantes para saltar, correr y caminar. El tendón de Aquiles soporta mucha tensión y presión durante las actividades cotidianas, así como durante el juego atlético y recreativo.    Si se inflama, se hincha y se irrita, se denomina tendinitis.

La tendinitis puede deberse a un uso excesivo o a un daño en la zona. Puede causar dolor en la parte posterior de la pierna y alrededor del talón. Es posible que notes que algunas partes del tendón se engrosan y se endurecen a causa de la tendinitis. Esto empeorará si no lo tratas. Hay dos tipos principales de tendinitis:

Los desgarros en las fibras del tendón pueden causar una rotura total o parcial (o desgarro) en el tendón. Es posible que escuches un «chasquido» que parece provenir de la parte posterior de tu talón o pantorrilla. Esto puede ser una rotura del tendón, que necesita atención médica inmediata.

La lesión del tendón de Aquiles provoca dolor en la parte posterior de la pierna, cerca del talón. A veces los profesionales sanitarios diagnostican erróneamente las lesiones del tendón de Aquiles como un esguince de tobillo. Es importante obtener el diagnóstico correcto para poder recibir el tratamiento adecuado. Hay varias lesiones comunes que pueden hacer que el tendón de Aquiles duela o impida que funcione bien.