Pie caido hernia discal

Tratamiento de la hernia discal del pie

Compuesto por cinco nervios que se unen en la parte inferior de la columna vertebral, el nervio ciático se extiende por la parte posterior de cada pierna hasta los dedos del pie y conecta la médula espinal con muchos de los músculos de la pierna y el pie.

Cuando el nervio ciático se ve afectado de alguna manera, como por ejemplo por un problema de espalda baja que pellizca o comprime las raíces nerviosas que se unen para formar el nervio ciático, una serie de síntomas generalmente conocidos como ciática pueden manifestarse en forma de dolor de piernas y de pies en lugar de dolor de espalda.

Es fundamental que la causa específica del dolor de pies sea diagnosticada con precisión por un médico con la formación adecuada. Si el dolor de pies puede estar causado por un problema en la parte baja de la espalda, es aconsejable acudir a un especialista de la columna vertebral para obtener un diagnóstico completo de las posibles afecciones de la parte baja de la espalda que puedan estar causando el dolor de piernas y pies.

La hernia discal puede causar hinchazón en los pies

La caída del pie es una sensación de debilidad al intentar levantar el pie y/o los dedos hacia arriba (dorsiflexión).1 La caída del pie suele hacer que el individuo arrastre involuntariamente los dedos del pie afectado al intentar caminar.2 Para compensar este arrastre, se intenta una marcha de paso alto o de bofetada1 , en la que se levanta la pierna más alta de lo normal en el lado afectado para que los dedos despejen la superficie.3

Normalmente, si el talón golpea primero el suelo al aterrizar el pie, puede sospecharse una disfunción de la(s) raíz(es) del nervio espinal inferior o del nervio(s) periférico(s).3 Las causas neurológicas pueden incluir una o más de las siguientes:

La caída del pie también puede producirse cuando los nervios de la pierna y/o los pies están dañados debido a afecciones sistémicas o trastornos genéticos. Algunos ejemplos son la diabetes, la vasculitis (inflamación de los vasos sanguíneos) y la neuropatía hereditaria con responsabilidad a las parálisis por presión (HNPP).7 En raras ocasiones, un tumor, un vaso sanguíneo bloqueado o una hemorragia en el cerebro pueden causar el pie caído.8

Es importante distinguir la caída del pie del pie inestable, en el que no es posible mover el tobillo o el pie en ninguna dirección.4 Un pie inestable puede indicar una afección más grave o una emergencia médica, como la cauda eq

Dolor de pies por hernia discal

La parte más débil del disco se encuentra directamente debajo de la raíz nerviosa. Si la hernia discal (también denominada a veces hernia discal) en la parte baja de la espalda presiona una raíz nerviosa, puede producirse dolor y entumecimiento en la nalga y la pierna. Este tipo de pinzamiento nervioso se denomina ciática. La ciática es el conjunto de síntomas más común asociado a una hernia discal en los niveles lumbares o en la parte más baja de la espalda.

Está causada por la compresión de uno o varios de los nervios ciáticos. Los nervios ciáticos son los más grandes del cuerpo y van desde ambos lados de la base de la médula espinal, pasando por las nalgas y bajando por cada pierna. Además del dolor en la parte baja de la espalda, las nalgas y/o varias partes de la pierna y el pie, otros síntomas típicos son el entumecimiento u hormigueo que se irradia hacia las piernas y los pies, junto con la debilidad muscular y la dificultad para mover o controlar la pierna. Por lo general, los síntomas se sienten en un solo lado del cuerpo.

Los síntomas específicos que experimente dependerán del nervio afectado que se comprima en la zona lumbar. Lo más habitual es que las hernias discales se produzcan en la columna lumbar, en los niveles L4/L5 o L5/S1, causando la compresión del nervio L5 o S1, respectivamente.

¿el entumecimiento de la hernia de disco desaparece?

En la inmensa mayoría de los casos, el dolor remite en seis semanas. Pero a pesar de su corta duración, el dolor puede ser insoportable y dificultar la participación en las actividades y responsabilidades cotidianas. Para algunos, el dolor puede volverse crónico y/o debilitante.

Es habitual que una hernia discal presione o inflame un nervio cercano, provocando que el dolor se irradie a lo largo del nervio. Una hernia de disco lumbar es la causa más común de la ciática, el dolor de piernas a lo largo del nervio ciático que baja por la parte posterior de la pierna.

Esta presión e inflamación de los nervios al final de la columna vertebral puede provocar parálisis y otros impedimentos permanentes si se retrasa el tratamiento. Si se producen estos síntomas, es necesario un tratamiento médico de urgencia, que puede incluir pruebas y cirugía.

Los síntomas atribuidos a una hernia de disco lumbar pueden tener otras causas. Para determinar el origen del dolor y otros síntomas suele ser necesario un examen físico completo, una evaluación médica y, en ocasiones, pruebas de diagnóstico por imagen.